¿Conoces cuáles son las ventajas de trabajar en la nube?

cloud computing trabajar en la nube

El término de trabajar en la nube o cloud computing ya lleva varios años implantándose en el mundo empresarial. Sin embargo, en la actualidad comienza a ser cada vez más conocido y usado.

Pero ¿conocemos realmente todos los beneficios que ofrece trabajar en la nube?

A continuación, vamos a explicar en qué consiste el Cloud Computing. Es un proceso que evoluciona muy rápidamente, pues ya hay aplicaciones de todo tipo, en especial las comerciales, que se están trasladando al ciberespacio y la nube. La posibilidad de acceder de forma inmediata a todos tus datos y usar cualquier herramienta de trabajo desde cualquier lugar que tenga acceso a Internet brinda al usuario la flexibilidad y la seguridad como ventajas.

Este tipo de comunicación, que es trabajar en la nube, es un servicio que ofrecen muchas empresas para acceder a servicios remotos.

 

Trabajar en la nube: tipos de Cloud Computing

La terminología “nube” es muy amplia y abarca todos los posibles servicios de trabajo en línea, aunque por lo general cuando las compañías hablan de trabajar en la nube se refieren a tres tipos de Cloud Computing. Estas modalidades son las siguientes: Software como Servicio (en inglés, Software as a Service SaaS), Infraestructura como Servicio (en inglés, Infraestructure as a Service o IaaS) y Plataforma como Servicio (en inglés, Platform as a Service o PaaS).

El primer servicio o SaaS consiste en acceder a todas las aplicaciones ofrecidas por las empresas a través de los proveedores de servicio de Internet (en inglés, Internet Service Provider o ISP). El segundo tipo de nube es PaaS, que proporciona al consumidor tanto Sistemas Operativos como otros servicios asociados sin la necesidad de descargas o instalación en sus equipos. Por último, en el IaaS se usan equipos de terceros para acceder y realizar todas las operaciones, tanto hardware como software, almacenamiento e incluso servidores.

Las diferencias entre estos tres términos son pocas, aunque pueden llegar a dar confusiones. El modo SaaS o Cloud CRM es una nueva modalidad que se está abriendo paso cada día. El CRM en cloud entra dentro del término del SaaS, pero el SaaS es más amplio y abarca otras ramas.

Aunque cada vez más se utiliza el CRM en el cloud, todo depende de cada caso y necesidad. Escoger el CRM on premise o el Cloud dependerá de los recursos e infraestructura de cada compañía.

 

Ventajas de trabajar en la nube

  • La estabilidad y la personalización son dos aspectos a tener en cuenta si queremos trabajar en la nube. Las estructuras generalmente están basadas en un sistema multiusuario donde todos se benefician del mismo tipo de aplicación y seguridad, pero lo bueno es que cada uno la puede personalizar a su gusto. Así se cubren las necesidades de todos con un mismo sistema. 
  • Trabajar en la nube también permite la sincronización y facilita el trabajo remoto al poder deslocalizar la empresa y los equipos de trabajo teniendo la nube como el nexo de unión entre ellos. 
  • Una ventaja es el acceso rápido e intuitivo para todos los perfiles de la organización, con el máximo nivel de seguridad en todos ellos. Además, la herramienta es compatible con cualquier dispositivo electrónico que tenga acceso a la red de redes.
  • Las actualizaciones de software y de seguridad son inmediatas, no hace falta personal especializado.
  • La escalabilidad es otro dato a tener en cuenta. Es posible que una PYME crezca en tamaño y sus exigencias vayan en aumento, tanto en número de equipos como de usuarios. El CRM en la nube se adapta totalmente al crecimiento de una empresa, ya que solo gasta y consume aquello que la compañía necesita; además, garantiza el máximo nivel en seguridad en cada instalación, ya sea una PYME o una multinacional. Además, si una empresa necesita optimizar sus procesos y controlar la actividad comercial de sus clientes la nube es un método idóneo y seguro.
  • El cloud aporta muchas ventajas en términos de seguridad. Uno de los principales miedos de muchos usuarios es perder todos sus datos, sin embargo, trabajar en la nube nos ofrece la posibilidad de hacer un respaldo de todos nuestros archivos en el data center. Por si fuera poco, guardar nuestra información más sensible mediante una copia de seguridad y además cumplir con la Ley de Protección de Datos es norma obligatoria para las empresas que trabajan en la nube.
  • La prevención es la clave para prevenir problemas de seguridad, por ello, las empresas que ofrecen este tipo de servicios cuidan al usuario final facilitando el control y gestión de sus datos de forma segura, además de incluir barreras frente a las amenazas de vulneración de la seguridad.

La nube puede parecer insegura y un lugar remoto, pero es un método totalmente fiable. Hay un modelo de nube que se ajusta a cada empresa y necesidad, sea grande o pequeña. ¡Y es que trabajar en la nube no es el futuro, sino el presente!

¡Compártelo!

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone
07 Septiembre 2016