Transformación digital:

Nuevos retos para tu empresa

transformacion digital

 

 

En el pasado Microsoft Convergence EMEA en Barcelona, se habló en reiteradas ocasiones de un concepto cada vez más importante en la realidad empresarial actual: la Transformación Digital  <Digital Transformation en inglés>. Corresponde a la inevitable necesidad de adaptarse a un entorno empresarial y tecnológico en constante evolución. No se refiere simplemente a adquirir una nueva herramienta para gestionar los procesos, sino a un evolución en la filosofía de trabajo.

En este post te hablamos de cómo la transformación digital se convierte en la piedra angular de los procesos de tu negocio. Porque lo tenemos claro,  la transformación digital impacta en todos los aspectos. Tanto en la realidad del día a día de tu empresa como lo que ocurre en el entorno de la misma. A continuación, te explicamos algunos ejemplos.

 

El trabajo está cambiando

A nivel interno, el trabajo está cambiando. Gran parte del trabajo deja de ser repetitivo para delegar dichas tareas a sistemas automatizados. Esto supone una constante necesidad de estar al corriente de nuevas soluciones y aprender qué pueden aportar a nuestro día a día. Un cambio en la cultura de trabajo. Si queremos poder atender nuevas necesidades debemos adoptar nuevas maneras de dar respuesta a las mismas.

 

La movilidad a otro nivel

De hecho, la transformación digital, o la evolución tecnológica, habilita que los puestos trabajo se deslocalicen aportando movilidad en cuanto a lugar o incluso el dispositivo que utilicemos para trabajar. Hoy en día podemos acercar la información de la empresa a nuestros comerciales y gestionar los procesos de ventas en el terreno. Esta innovación propicia que surjan nuevos procesos de negocio y nuevas interconexiones entre departamentos que antes estaban muy alejados por estar desplazados.

 

transformación digital

Información colaborativa

Estamos en la disposición de poder relacionar grandes cantidades de información provenientes de múltiples orígenes y dispositivos. Toda esa información y la deslocalización de los puestos de trabajo han hecho absolutamente necesarios entornos colaborativos mediante los cuales dar sinergia a toda esa información. Después de superar el reto de gestionar la calidad de la información (aquí te explicamos cómo), debemos definir cómo las personas interactúan con ella. Por ese motivo, la información se deslocaliza, se despersonaliza y una persona deja de ser el dueño exclusivo para poner la información a disposición de todos los integrantes de la empresa.

Es por eso que el término de CRM Social o Social CRM empieza a ganar enteros. Tanto desde un punto de vista de las redes sociales con nuestros clientes como de la necesidad interna de la empresa para gestionar la información. Para que la información tenga más de un dueño, es necesario que éstos interactúen y sean capaces de comunicarse sin que esto entorpezca el resto de procesos.

 

transformación digital

Gestión del cambio

De todas formas, que la tecnología evolucione tan rápidamente no necesariamente debe implicar que adoptemos todas y cada una de las nuevas tendencias. Es obvio que llevar a cabo esa tarea se antoja imposible en términos de gestión y de presupuesto. Por eso, se hace patente la necesidad de gestionar un aspecto que hasta el momento permanecía en segundo plano. Ahora más que nunca, es imprescindible la gestión del cambio. Tener herramientas y actitudes, que nos ayuden a gestionar los procesos de cambio tanto dentro como fuera de nuestra empresa de forma satisfactoria. Conceptos como el coaching y el empowerment de las personas cada vez ganan más fuerza.

 

transformación digital

El mercado también vive una transformación digital

El entorno de nuestro negocio puede marcar el tempo de nuestras decisiones. Si nuestros competidores adoptan medidas y transforman sus procesos de negocio para poder llegar más lejos y mejor a los clientes, no podemos dar la espalda a estos cambios. No podemos dar la espalda a la transformación digital.

 

transformación digital

La opinión de nuestra empresa en Internet es importante

En la era de la libre información en la cual todo aquel que necesite ayuda o consejo acude a Internet es importante que nuestra reputación en la red sea la correcta. Más allá de tener una buena reputación, el objetivo es intentar que aquellos comentarios negativos no influyan en una posible compra. Esta libertad de información también fuerza una transformación en la manera en la que comunicamos a nuestros clientes. Hemos pasado de un marketing directo y de interrupción a un marketing de acompañamiento hasta el momento en que finalmente conseguimos una compra.

 

transformación digital

Nuestro negocio en la red

Las compras son cada vez más comunes a través de Internet. Los sistemas e-Commerce son una tendencia a la cual sumarse. Apoyarse en una estructura de este estilo implica una transformación digital a nivel de catálogo de productos, control de stocks, sistemas de facturación y, por supuesto, sistemas de gestión de la relación con el cliente (CRM). Cada vez está menos definida la línea que separa el vendedor convencional del vendedor online y es por eso que se hace necesaria la inversión digital. Una inversión apoyada sobre una estrategia de transformación digital que habilite un proceso de transición adecuado.

 

transformación digital

Las nuevas tecnologías cada vez más cerca de nuestro bolsillo

Hemos ido un paso más allá y ya no solo importa tener la información unificada y relacionada, ahora es importante saber qué hacer con toda esa información. Actualmente, el progreso tecnológico habilita que tecnología que antes, por motivos de presupuesto e infraestructura, permanecía lejos del alcance de la mayoría de empresas sea cada vez más asequible y accesible. Hablamos de ir un paso más allá y no solo ser capaces de organizar y analizar sino tener a nuestro alcance la posibilidad de generar predicciones que nos ayuden a adelantar decisiones que de otro modo tendrían un impacto mayor sobre nuestro negocio. Anticipar el negocio. Descubrir qué viene luego.

 

transformación digital

Internet de las cosas

A lo largo de los últimos años, hemos dotado de localización a la información y ahora además estamos dotando de información a las cosas. El concepto Internet of Things, IoT, en castellano Internet de las Cosas, nos aporta otra dimensión adicional a nuestros procesos de negocio.

Se trata, aplicado a nuestra empresa, de dotar a recursos físicos de conexión a Internet para que nos aporten información sobre su estado. Un ejemplo claro sería el de una empresa que vende maquinaria y es capaz de dar servicio a sus clientes a distancia controlando diferentes métricas o KPI. Con análisis en tiempo real y modelos de predicción podemos adelantarnos a una incidencia y mitigar el impacto de la misma de forma proactiva. Obviamente esto también se traduce a un mejor servicio y satisfacción del cliente.

 

transformación digital

Machine Learning

Otra tecnología de vanguardia que cada vez está más cerca de nuestro día a día es el Machine Learning (Aprendizaje automático). Son sistemas de inteligencia artificial capaces de aprender a reaccionar ante determinados comportamientos. Un ejemplo de aplicación a la empresa corresponde a detectar si un comentario en redes sociales es bueno o malo o detectar intención de compra por parte de un potencial cliente. Es obvio que un comentario muy negativo influye mucho más que un comentario positivo. Estos sistemas nos ayudarán a detectar este tipo de situaciones y nos aportarán más agilidad en cuanto a su tratamiento.

En el futuro veremos sistemas entrenados para entender el lenguaje específico de cada sector. Sistemas capaces de analizar cantidades ingentes de datos provenientes de redes sociales para intentar ayudarnos a gestionar nuestra reputación en la red y tal vez llegar a nuevos clientes potenciales.

 

Conclusión

En resumidas cuentas, la evolución tecnológica es un tren que no espera a nadie. Es muy importante, saber cuándo es el momento de subir a ese tren. Lo que está claro es que no podemos permanecer indiferentes al entorno cambiante que nos rodea. Encontrar el momento adecuado para aprovechar esta oportunidad es lo que nos ayudará a diferenciarnos competitivamente y generar un diferencial en cuanto a calidad del servicio y satisfacción. Con una estrategia bien definida y el apoyo de sistemas CRM podemos unificar, relacionar y analizar la información de nuestros procesos poniendo como centro de nuestro universo a nuestros clientes.

A lo largo de los años, términos como gestión del cambio, CRM Social o Internet de las Cosas, serán claves para poder hacer frente al día a día de nuestra empresa. Estar en constante adaptación es crucial para caminar al ritmo del cliente.

¿Y tú, estimado lector, has comenzado tu transformación digital?

Si quieres saber más sobre cómo un CRM puede ayudarte a continuar el camino de la transformación digital, aquí te damos 10 buenas razones.

 

 

Escrito por Jaume Colón

 

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

01 Febrero 2016